Filtrar
Ordenar

La piel después de la exposición al sol.

El uso de productos de protección solar debe ser parte de tu rutina de cuidado durante el verano, no solo antes de tomar sol, sino también durante y después de la exposición solar. Mientras que una loción de protección solar, un aerosol solar o uns pantalla solar protegen la piel de la radiación UV, el Post Solar enfría y calma la piel estresada e irritada después de la exposición al sol. Tomar sol deshidrata la piel y el cloro o el agua salada también ejercen una carga adicional sobre la piel. Los productos para después de la exposición proporcionan alivio y una sensación agradablemente fresca en la piel. El excelente cuidado proporcionado por el efecto refrescante hace que los productos para después del sol sean una parte indispensable de tu rutina de belleza en los cálidos días de verano. ¿Puede una loción post solar ayudarme a mantener mi bronceado por más tiempo? Sí, el cuidado y la humedad de un post solar proporciona ayudará a que tu bronceado sea más duradero. Esto se debe a que la piel seca elimina celulas más rápido, perdiendo así su bronceado. La aplicación constante de un producto post solar combate esto.

Cuidado Post Solar: bálsamo para la piel después de tomar el sol

Después de un largo día bajo el sol de verano, la piel necesita el mayor cuidado posible. La radiación UV ejerce una carga sobre la piel y la seca, lo que experimentamos como tensión y sensación de ardor: los productos Post Solares de NIVEA te brindan alivio inmediato. Los ingredientes y las fórmulas de cuidado especialmente desarrolladas son ideales para pieles sensibles, ya que ayudan a restaurar la barrera protectora natural de la piel y ayudan a la regeneración y relajación como parte de su régimen de cuidado solar posterior. La textura ligera y refrescante permite una aplicación suave y efectiva de los productos para después del sol, lo cual es particularmente importante para las pieles irritadas y sensibles. Además de usar los productos para el cuidado después del sol de NIVEA, puede hacer aún más por su piel después de la exposición al sol: tome un descanso a la sombra y luego enjuague la piel con loción solar y arena, sal o cloro bajo una ducha tibia. Simplemente seque suavemente la piel con una toalla y evite frotar con demasiada fuerza. La luz del sol no solo afecta la piel, sino que también tensa el cabello cuando necesita un cuidado extra suave. Un champú extra rico o un tratamiento capilar proporcionarán a su cabello, estresado por la exposición al sol, un cuidado duradero y lo mantendrá suave y saludable.

Después del sol o loción corporal, ¿cuál es la diferencia?

Las influencias ambientales, como el sol, el viento o el agua, privan a la piel de la humedad, mientras que la radiación UV pone la piel bajo tensión y la vuelve sensible e irritada. A diferencia de una loción o crema corporal, los productos para después del sol contienen fórmulas de cuidado especial que no solo restaurarán la humedad de la piel sino que también la calmarán y refrescarán. Este efecto refrescante proporciona un alivio inmediato y deja una sensación agradable en la piel.